Albert einstein healthcare nettverksprogram http://norgeapotek.eu/ Kaiser santa clara apotek

¿Cómo se corta un buen jamón?

Marta 29 mayo, 2014 0

Cortando jamón ibérico

Aunque ahora existen máquinas que cortan el jamón, yo siempre he creído que el buen jamón se debe cortar a cuchillo, tal y como dictan los cánones. Sería una pena perder esa buena costumbre que, además de favorecer el sabor del producto, nos hace aprovechar al máximo la inversión que hemos hecho en él. Si nos gastamos el dinero, no queremos dejar nada, salvo el hueso, ¿verdad?

Por eso hoy os quiero comentar qué pasos debéis seguir para obtener un corte perfecto y disfrutar del sabor tan característico de los buenos jamones. Se trata de un proceso sencillo si tienes los materiales adecuados para llevarlo a cabo.

Materiales necesarios para el corte

Un afilador es imprescindible, ya que nos permite tener a punto nuestro cuchillo de forma rápida y segura.

Está claro que no podemos hacer nada si no disponemos de un buen cuchillo jamonero. Este debe ser de hoja larga, flexible y algo estrecha, para así conseguir cortes finos y precisos.

Y ¿dónde apoyamos nuestro jamón o paletilla? También existe un objeto pensado para ello: el portajamones. Este soporte debe ser lo suficientemente firme para que no se nos mueva cuando estemos realizando el corte. Y si puede ser, también sencillo, no queremos que le quiten protagonismo a nuestro jamón, ¿verdad?

Si tenéis todos estos materiales ya estáis listos para que empiece el espectáculo.

Pasos para cortar el jamón

Un mal corte acaba con el buen sabor de un jamón. Por eso debemos hacerlo bien. No debemos olvidar que antes de cortar el jamón debemos realizar otro proceso, el de pelar. Se retira la grasa exterior junto con la piel hasta que veamos aparecer la carne.

Si pensamos comernos el jamón en un mismo día,  podemos pelarlo entero, si no es así, resulta  más recomendable ir pelándolo según se tenga previsto consumirlo. En cualquier caso, una vez abierto debemos consumirlo lo antes posible sin exceder las dos semanas. Pasado este tiempo, el jamón irá perdiendo propiedades.

Si queremos cortar en lonchas, es mejor no hacerlo con la carne que se encuentra próxima a los huesos. Es más recomendable hacerlo en tacos. Las lonchas deben ser muy finas, casi transparentes diría yo. Los cortes deben hacerse en paralelo y en el sentido opuesto al de la pezuña.

Cuando estemos cortando la zona más jugosa, es decir, la zona principal, es aconsejable combinar las lonchas con las de otra zona, especialmente con el codillo.

Para evitar que el jamón se reseque, colocamos un trozo de tocino de la zona trasera encima del magro.

Os he contado todo lo que debéis saber para que realicéis el corte sin que, para ello, os cortéis los dedos, pero tened siempre presente que hay que hacerlo con mucho cuidado.

¡Ah, se me olvidaba!, seguro que resueltas estas dudas, lo que queréis saber ahora es qué jamón podéis elegir. Yo compro habitualmente el que ofrece Guijuelo Directo, tiene un sabor inconfundible. Si queréis echarle un vistazo podéis entrar en su tienda online.

Ahora que ya sabéis cortar, solo os queda disfrutar de un manjar.