Consejos para hacer un smoothie de 10 para la hora del desayuno

Administrador 5 febrero, 2018 0


Gran cantidad de personas desayunan leche acompañada por galletas, o bien por cereales procesados. Sin embargo, se trata de uno de los desayunos menos sanos, debido a los altos niveles de azúcar y/o grasas no saludables que suelen contener estos productos. Incluso en aquellos casos en que los cereales y las galletas son catalogados como “fitness”.

Por esta razón, esta es una opción poco recomendable para la primera ingesta del día. Existen muchas alternativas saludables. Por extraño que pueda parecer, incluso los restos de la cena de la noche anterior pueden ser una buena posibilidad.

Atrévete con un delicioso y nutritivo smoothie para desayunar

Sin embargo, existen diversas alternativas quizás más apetecibles para la hora del desayuno. Entre ellas, todo tipo de fruta fresca, frutos del bosque, frutos secos, semillas, leches vegetales, cacao, tostadas de pan integral, y un largo etcétera de posibilidades.

Si se combinan varios de estos productos en un mismo recipiente, se puede preparar un smoothie especialmente nutritivo, que aporte toda la energía necesaria para empezar bien el día. Se trata de una opción sencilla y sin embargo, de lo más apetecible.

En ese bol se puede incluir gran cantidad de posibilidades. De hecho, recientemente salió al mercado un libro que da hasta 69 propuestas distintas en este sentido, y ofrece diferentes tipos para estas recetas.

¿Quieres una buena dosis de energía, o sentirte saciado?

Entre esos consejos, se recomienda elegir los sabores en función de las necesidades del día. Si se desea un importante aporte de energía, se puede añadir más frutas en lámina, y una buena cantidad de semillas y frutos secos.

Cuando se busca prolongar la sensación de saciedad, la mejor opción está en los ingredientes ricos en proteínas. Para dar un toque dulce se puede recurrir a unas pepitas de chocolate negro o a la mantequilla de cacahuete, entre otras posibilidades.

Frutas y verduras: dos alimentos ideales para el desayuno

Un producto sin duda imprescindible es la fruta. Este ingrediente no puede faltar en ningún caso, y más teniendo en cuenta el gran abanico de posibilidades disponible. Se puede emplear cualquier tipo de fruta, por ejemplo peras, kiwis, piñas, melocotones, mangos, frambuesas, fresas arándanos, etc. Lo mejor es que estas frutas hayan sido congeladas previamente.

También es una excelente opción añadir verduras al desayuno. Aquí existe también todo un mundo de posibilidades, como por ejemplo el apio, la zanahoria, la remolacha o el pepino. Da igual la alternativa escogida: incluir verduras en el desayuno es siempre un acierto.

El papel de las proteínas a primera hora del día

Resulta de vital importancia añadir un buen extra de proteínas a esta comida. Algo que se puede conseguir con las semillas, como las de la chía, del cáñamo, o del sésamo, entre otras. También se puede lograr gracias a las mantequillas, las cremas de frutos oleaginosos o los frutos secos. Estos alimentos enriquecen el desayuno, evitando la sensación de tener hambre entre horas.

Las leches vegetales, como las de avena, soja, almendra, arroz u otros frutos con cáscara, combinan a la perfección también con los demás ingredientes. Finalmente cabe destacar que es fundamental que el smoothie sea suficientemente espeso, de forma que los alimentos con los que se acompañen no se hundan al añadirlos al bol.