¿Qué ventajas tienen las freidoras sin aceite?

Administrador 10 mayo, 2018 0


Conseguir unos fritos perfectos sin exceso de grasa es posible gracias a este sorprendente y práctico electrodoméstico.

El sabor de los alimentos fritos siempre ha sido uno de los preferidos de grandes y pequeños. Nadie o casi nadie se puede resistir a unas deliciosas patatas fritas, unas croquetas o unas varitas de merluza. El problema es que abusar de este tipo de comidas no es nada saludable, ya que pueden aumentar los niveles de colesterol y triglicéridos, de lo que no dejan de alertar los expertos.

Una solución que nos permite seguir disfrutando de estas ricas comidas sin poner en riesgo nuestra salud son las freidoras que no necesitan aceite. Pequeños electrodomésticos que están cambiado para bien la manera de cocinar determinados alimentos. Estas son algunas de sus ventajas.

Menos gasto de aceite

El primer beneficio es evidente. Estas freidoras reducen el aceite que se necesita al mínimo. Hay alimentos como las patatas fritas congeladas, que han sido sometidas a un proceso de precocinado, que no lo necesitan en absoluto. Para otras como las patatas frescas, una cucharada es suficiente para preparar hasta un kilo de ellas. Otros ingredientes se cocinan de manera similar, de modo que no tenemos que gastar demasiado dinero para rellenar el depósito.

Tiempo de cocinado

Aunque es cierto que las freidoras sin aceite tardan algo más en cocinar los alimentos, no es necesario esperar a que el aceite tenga la temperatura necesaria para freír, como ocurre con las convencionales. Esto hace que en realidad tardemos más o menos lo mismo en preparar nuestros fritos. A no ser que vayamos a hacer una gran cantidad de alimentos de este modo, no tendremos que pasar más tiempo en la cocina.

Reducción de olores

Cuando se enciende una freidora tradicional es imposible no notar que la cocina se llena de olores, especialmente si hemos utilizado este varias veces. Con estas nuevas freidoras se reduce muchísimo esta sensación debido a que el vapor que emite prácticamente no tiene grasa y además siempre se utiliza aceite limpio, de modo que el impacto es mínimo.

Son más limpias que las freidoras normales

El menor consumo de aceite hace que estas freidoras sean mucho más fáciles de limpiar. Algunos modelos incluso se pueden meter en el lavavajillas, además de que no es necesario hacerlo tan a menudo. También evitamos el problema de qué hacer con el aceite usado, que como bien es sabido no se puede tirar de cualquier manera porque es muy contaminante.

Más seguras y fáciles de usar

Al no tener que cargar un depósito de aceite, ganamos en seguridad y podemos dejar que los niños o personas que no se manejan bien en la cocina puedan disfrutar de estas elaboraciones. ¿Verdad que nadie dejaría acercarse a una freidora llena de aceite hirviendo a los más pequeños de la casa? Incluso después de haber cocinado, este electrodoméstico es un peligro durante un tiempo. La freidora sin aceite es más segura y evita este tipo de problemas.

Muy versátiles

Otra ventaja de este electrodoméstico es que no solo sirve para preparar frituras. También se pueden hacer otras elaboraciones con mucha menos grasa de lo habitual. Prácticamente todas las freidoras sin aceite cuentan con una lista de recetas para aprovecharlas mejor. Por no hablar de los blogs de recetas de cocina en los que se muestra cómo hacer determinadas cosas aprovechando las funciones de estas.

Alimentos más saludables

Hay un pequeño pero que es importante destacar para ser imparciales. En realidad no se fríen los alimentos exactamente igual que con las freidoras convencionales. Algo que no es necesariamente negativo si tenemos en cuenta que el resultado son elaboraciones más sanas que no tienen un exceso de grasas. Al fin y al cabo, a nadie le gusta tener que comerse una patatas fritas empapadas en aceite, ¿verdad que no?