Albert einstein healthcare nettverksprogram http://norgeapotek.eu/ Kaiser santa clara apotek

Receta: así se prepara el azúcar de naranja

Pablo 9 julio, 2015 0

Naranja

Las naranjas son una de las frutas más consumidas del país. Además, se utilizan en todo tipo de platos, apenas sin distinguir el tipo. Uno de los momentos más dulces son aquellos en los que se elaboran postres con sabor a naranja o que incluyen a estas de alguna manera. Por ejemplo, el azúcar de naranja es una de las recetas a las que más se recurre. Además de ser fácil de producir.

Realizarlo es bastante sencillo. En primer lugar, se seca la piel de la naranja en el horno, a una temperatura de menos de 100 grados. Después, solo tienes que rallar la piel de la fruta. La proporción debe ir acorde al gusto del consumidor. Evidentemente, a más cantidad habrá un olor y sabor más fuerte. Recomendable actuar con previsión para evitar sorpresas futuras.

Una vez que la piel esté rallada (podéis utilizar cualquier utensilio acorde a esta necesidad), se mezcla con el azúcar, frotando los contenidos con la yema de los dedos para que los aceites aromáticos de la piel de la fruta se impregnen bien con el azúcar. Tras realizar esta operación solo faltará extender el propio azúcar de naranja en una bandeja y dejarlo reposar en un ambiente cálido con el fin de que se seque. Cuanto más tiempo esté, más olor y sabor adquirirá, quedando un resultado realmente interesante.

Hay que tener en cuenta que la calidad de las naranjas que se usen también puede hacer variar el resultado final. Un ejemplo: las naranjas valencia de La Mejor Naranja suelen ser bastante indicados para este tipo de operaciones ya que no reciben tratamientos químicos de ningún tipo para su maduración, coloración o conservación. Además, todos los procesos son 100% naturales, lo que garantiza que los resultados serán, a su vez, muy exitosos. No olvides que la fruta, cuanto más natural es, mejor.

Es aconsejable conservar el azúcar de naranja en algún recipiente hermético que a su vez esté situado en ambiente seco. Hay algunas personas que incluso lo dejan en el frigorífico con el fin de que dure más tiempo. Ya sabéis que la duración depende del lugar.

El azúcar de naranja se puede aplicar en gran cantidad de alimentos, incluyendo el té, glaseados, o cuajadas. Puedes ir probando para saber dónde te gusta más.

No olvides un punto muy importante. Aunque he dicho que el azúcar de naranja se prepara con la fruta correspondiente (de ahí su nombre), también puede elaborarse con otro tipo de cítricos y elementos: limones, peras, etc. Puede que el resultado no sea el mismo, y quizá no tan abundante, pero lo importante es que el olor y el sabor sean notables. Echando el azúcar en los postres quedará una receta para chuparse los dedos y repetir plato.

Foto | Ignacio Sanz