Albert einstein healthcare nettverksprogram http://norgeapotek.eu/ Kaiser santa clara apotek

Receta del tradicional bizcocho de limón

Marta 22 julio, 2015 0

CocinaCasera -BORRADOR- Leuke

Los bizcochos son un postre que a todo el mundo les gusta, sobre todo por la variedad de ingredientes que pueden añadirse. Hoy traemos la receta de uno de los más conocidos, el de limón, que seguro todos hemos comido cientos de veces en casa o que hemos comprado en alguna tienda de postres. La receta es muy sencilla y podemos elaborarla en cualquier momento. Si queréis sorprender y darle un toque más divertido y original a vuestro bizcocho podéis utilizar los moldes de silicona para repostería de Lekue, son diferentes y tienen una calidad excelente. Os durarán años.

Los ingredientes que vamos a necesitar son:

Harina de repostería

4 huevos

1 yogur de limón

1 Limón

1 sobre de levadura

Azúcar

Aceite de girasol

1 molde de silicona

 

  • Lo primero que hacemos es romper los 4 huevos en un bol grande y batirlos. A continuación añadiremos el yogur y conservamos el bote del yogur, porque será lo que utilicemos con el resto como medida.
  • Ahora añadimos tres medidas llenas del yogur de harina en el mismo bol que los huevos. La misma medida (3 de yogur) de azúcar y uno de yogur lleno de aceite de girasol. Para removerlo todo os aconsejo que utilicéis una batidora de varilla para que no forcéis la mano y así no queden grumos.
  • Por último añadimos el sobre de levadura y rallamos el limón todo lo que podamos, para que quede con un sabroso sabor a limón. Removemos todo bien y lo colocamos en uno de esos bonitos moldes de silicona para repostería. Dependiendo de la forma que queráis que tenga el bizcocho escogeréis un molde u otro.
  • Precalentamos el horno a 200ºC y, una vez esté caliente, metemos el bizcocho y bajamos hasta 180ºC la temperatura del horno. Lo dejaremos ahí durante 20-30 minutos. Un truco para saber si el bizcocho está listo es pincharlo con un cuchillo hasta el fondo. Si el cuchillo sale limpio es que el bizcocho ya puede sacarse del horno, si aún sale con restos es que no está listo.

Como veis es una receta muy simple y que no necesita mucho tiempo para realizarse. Es perfecta para acompañar a un café o para cuando hay visitas y queremos dar un toque dulce a la velada.