Albert einstein healthcare nettverksprogram http://norgeapotek.eu/ Kaiser santa clara apotek

Albondiguitas de cerdo

admin 8 mayo, 2009 1

albondiguitas de cerdo

 

 

 

 

 

 

 

 

INGREDIENTES:

Champiñones: 15 unidades medianas
Pimiento amarillo: 1
Manteca: 1 cucharada sopera
Aceite: 2 cucharadas soperas
Plus de perejil: 1 cucharada sopera
Carne de cerdo picada: 500 gramos
Cebollas de verdeo picadas: 2
Aceto balsámico: 1 pocillo
Azúcar rubia: 1 cucharada sopera
Mostaza: 1 cucharada sopera
Sal y pimienta verde triturada: a gusto
Ciruelas tipo presidente descarozadas y picadas: 100 gramos
Harina: 100 gramos
Huevos: 3
Pan rallado: 100 gramos
Aceite (para freír): cantidad necesaria
Plus de perejil (para espolvorear): cantidad necesaria

PREPARACIÓN:


Retirar los cabitos de los champiñones. Picar la parte más tierna de los cabitos. Cortar el  pimiento al medio, retirar las semillas y las nervaduras y cortar en cuadrados de 3  centímetros de lado aproximadamente. Saltear los champiñones y el pimiento en manteca y  aceite hasta que estén dorados y firmes. Espolvorear con plus de perejil. Retirar y  reservar. Colocar la carne de cerdo bien fría y las cebollas de verdeo en un bol. Agregar  los champiñones. Incorporar el aceto balsámico, el azúcar y la mostaza. Condimentar con sal  y pimienta verde. Unir bien los ingredientes con las manos. Tomar porciones y formar  albondiguitas de, aproximadamente, 2,5 centímetros. Aplanar y rellenar con las ciruelas.  Pasar las albóndigas por harina y, luego, por los huevos desligados. Pasarlas, finalmente  por el pan rallado. Calentar aceite en una cacerola. Poner las albondigas y cocinarlas a  fuego medio hasta que estén doradas y bien cocidas en su interior. Retirarlas y dejar  escurrir en pape absorbente. Insertar las albóndigas en palitos de brocheta después, un  champiñón y, por último, un pimiento. Espolvorear con plus de perejil.

PLUS DE PEREJIL:

Lavar, secar y picar el perejil. Envolverlo con una gasa o liencillo formando una bolsita.  Sumergirlo en un bol con agua o lavarlo debajo del chorro de la canilla presionando hasta  que el agua salga clara. Retorcer bien la bolsita para eliminar todo el líquido. El perejil  queda picado y suelto, ideal para decorar y espolvorear distintos platos.